team

Nuestro Equipo

Nuestro equipo cuenta con elementos de alto potencial, de competencias y capacidades complementarias y heterogéneas. Trabajamos en equipo, desarrollándonos en armonía con nuestra Misión, que compartimos sin necesidad de “slides” o “conference calls”.

Tomamos las decisiones y establecemos estrategias juntos, unidos para lograr nuestro objetivo común, perfectamente consonante con nuestros valores humanos: satisfacer a los huéspedes que vendrán, yendo incluso más allá de sus expectativas.

Nuestras reuniones son informales y surgen espontáneamente, sin necesidad de encontrar huecos o de fijarlas con mucha antelación: se llevan a cabo en el sofá al final del día, o por la tarde, mientras merendamos sentados a la sombra de la pérgola, o cuando paseamos al atardecer

Estamos más conectados que nunca, a pesar de que nuestro wi-fi sea algo flojo, y casi desaparezca en los días de fuerte viento.

Chico
Chico

Jefe jerárquico y funcional, dueño indiscutible de nuestra empresa, propiedad y alrededores. Tiene casi ocho años de antigüedad en el cargo: se presenta en forma de gato gris con ojos amarillos, es enorme, elegante, sinuoso y hermoso. Su ser anárquico, su egoísmo desbordante, su prepotencia dictatorial y su encanto lo convierten en un icono para todo el entorno. Fuertemente autoritario, no cree para nada en el liderazgo compartido.
Normalmente se pone en una posición elevada, desde la cual observa con esnobismo cada una de nuestras actividades cotidianas, limitándose a pequeñas manifestaciones físicas, que queremos interpretar como agradecimiento de nuestras obras, o gestos afectuosos ilusorios.
Por lo demás, rechaza todo contacto humano, y se aleja disgustado si intentamos acariciarlo.
Su supervisión estricta y carente de magnanimidad, y su alto nivel de excelencia nos impulsan a superarnos: sabemos que cumplir sus altas expectativas nos permitirá alcanzar y mantener nuestros objetivos.

Tiki
Tiki

Joven que sobrevivió a un accidente de tráfico, que rescatamos de la perrera hace alrededor de tres años. Mestizo blanco con manchas negras, de talla media, no propiamente guapo, pero siempre contento.
Desempeña el papel de Responsable de Recursos Humanos: se revela cada día como ¨un Mentor indispensable, capaz de exaltar los talentos de la Fuerza Laboral.
Muy empático, es capaz de mediar entre las exigencias del líder y las de los 2 obreros. Es un portador sano de alegría, que desprende generosidad de forma inagotable.
Sigue todos nuestros movimientos, asiste silenciosamente a todas nuestras actividades, siempre dispuesto a dar todo su cariño.
Recurrimos a él muchas veces al día para encontrar soluciones, animarnos, o descansar los brazos o las manos exhaustas: nos basta con parar para que el se acerque a nosotros, para llenarnos de amor, paz, ternura, serenidad y ayudándonos a recuperar entusiasmo y autoestima..
Su indulgencia y su capacidad de relativizar nos recuerdan que la perfección no es coherente con nuestro proyecto de restauración de una casa vieja utilizando materiales eco-sostenibles.

Massimiliano
Massimiliano

Ser humano “equipado” con numerosas inteligencias, entre las cuales destaca aquella práctica. Clase 1974, Véneto por lo tanto incansable trabajador, humilde, ajeno al lamento, incapaz de tolerar una pared o un piso que no esté perfectamente “a nivel».
Diseñador de interiores, visionario y vanguardista, adorador del minimalismo, es hábil en inventar, diseñar, dibujar – y ahora también realizar – estructuras y muebles naturales, o «matericos», como él dice.
Paciente y meticuloso, es naturalmente capaz de vivir el presente: el trabajo práctico es su anti-estrés.
Afronta las dificultades de una en una: por eso logra mantener altos niveles de calidad en el trabajo y, lo que es más importante, su bienestar emocional.

Laura
Laura

Ser humano entusiasta de la vida, optimista patológica, capaz de resolver procedimientos burocráticos absurdos, dispuesta a insistir hasta el agotamiento de cualquier institución o empleado público.
Clase 1972, Ligure como Colon, irónica y auto-ironica, pero también intrépida en explorar nuevos mundos y crear rutas desconocidas.
Más acostumbrada a estudiar y hablar que a hacer, pero también dispuesta a aprender. Cada día descubre, gracias al las agujetas, músculos cada vez menos atrofiados; experimenta la nobleza de la fatiga física y la dignidad que acompaña cada trabajo manual realizado con empeño y entrega.**

El equipo también cuenta con Consultores Externos: seres humanos con elevadas competencias transversales, y corazones extraordinarios. Algunos son Directivos que en su vida laboral normalmente están pegado a un ordenador en entornos altamente competitivos, pero aquí se ensucian las manos. Dicen que «tienen que volver a lo esencial», así que vienen aquí a trabajar duro a cambio de hospitalidad, de momento quizás un poco espartana, pero ciertamente auténtica. Dicen que también quieren, al menos por un tiempo, «ser libres, respirar a pleno pulmón, y crear algo tangible, contribuyendo a realizar un pequeño y gran sueño que durará en el tiempo».

**Una confesión de Laura:

Veo como muy lejanos y desvanecidos los días pasados pisando los teclados del ordenador con manos suaves, uñas cuidadas y esmaltadas, haciendo trabajos de «concepto», vestida y maquillada como una diva de Hollywood, sentada en una silla ergonómica cara, mientras mis jefes exigían alcanzar beneficios, y los clientes se quejaban – la mayoría de las veces con razón – y yo no podía hacer mucho, sino salir de la oficina lo antes posible, para desahogarme comprando prendas caras y de moda.

Desde hace bastante tiempo me ensucio – y lavo – muchísimo las manos, que por eso ahora están algo agrietadas; no me maquillo porque el sol me broncea, llevo viejas prendas con algún agujero y numerosas manchas de cal, pinturas y aceites naturales que utilizo para pintar la madera.

Cuando el viento sopla fuerte, me pongo una capucha y quizás es difícil saber si soy una mujer, un hombre o un animal mitológico.

Me gusta trabajar en silencio, disfrutando de los sonidos que amablemente me regala la naturaleza.

Mis jefes y colegas ahora son los seres vivos que más amo en el mundo.

Si quieres saber mas, echa un vistazo a mi pagina www.lauracarbone.it


Nuestros Valores

Nunca antes ha sido tan fuerte la necesidad de cultivar los sueños, cuando son buenos para el mundo.

Creemos que el contacto con la naturaleza, y el respeto de sus tiempos y de sus reglas, sea la respuesta a cada pregunta o necesidad existencial: por eso no nos asustamos ante el trabajo duro, ni para plantar un árbol, ni para enfrentarnos a una burocracia infernal.
Creemos que contaminar es un pecado mortal: por eso utilizamos material ecológico y seguimos estudiando y aprendiendo técnicas para hacerlo confortable y atractivo.
Creemos en el reciclaje: por eso tratamos de arreglar aquello inservible y roto, y reciclar lo que otros desechan.
Creemos en la recuperación de los territorios olvidados: por eso hemos apostado por la restauración de una vieja casa en medio de la naturaleza rural.
Creemos en hacer las cosas bien: por eso no elegimos atajos, y nos tomamos todo el tiempo que necesitamos.
Creemos que es imprescindible conectar con la naturaleza, y no con las antenas: por eso no ponemos repetidores en el techo para aumentar la cobertura telefónica.
Nos gusta compartir: por eso estamos encantados de explicar y contar a nuestros huéspedes (que se convierten fácilmente en amigos) las maravillas de Fuerteventura.
Creemos en la amabilidad y en el respeto: por eso sabemos que nuestra libertad termina donde empieza la de los demás.
Creemos en la ecología: ¡por eso respetamos el medio ambiente y amamos a los animales, no sólo a los que hemos adoptado!

Creemos que los viajes son la mejor inversión posible: por eso queremos transformar las estancias de nuestros huéspedes en experiencias inolvidables.
Creemos en los abrazos: y es por este motivo que estamos deseosos de que llegue el momento de poder saludar con cariño a aquellos que lleguen, y también a los que se irán con una sonrisa en la cara.
Creemos en la hospitalidad: por eso queremos que quien elige Alma Calma se sienta en su casa.
Creemos en los seres humanos: por eso valoramos y apreciamos cada individuo por su autenticidad.
Creemos en la gran dignidad que se deriva del trabajo manual: por eso elegimos la auto-construcción.
Creemos que aprender es la mejor forma de crecer: por eso nos gusta escuchar a quienes quieren enseñarnos algo.

Nuestra Historia

«Recuerdo cuando Massimiliano y yo nos enamoramos»

Recuerdo también cuando los dos nos enamoramos de esta hermosa isla.

Pero recuerdo aún mejor cuando vimos por primera vez esta vieja casa abandonada y, los dos a la vez, tuvimos claro que este sería “nuestro lugar en el mundo”. Es aquí donde queremos vivir el resto de nuestros días: los dos estamos tan atraídos y conectados con este lugar, que no podríamos abandonarlo.

Aquí es donde queremos también invertir todos nuestros recursos y dar vida a nuestro proyecto de vida.

Y nos dimos cuenta rápidamente de que para convertir nuestro sueño en realidad se necesita tiempo, unidad, habilidad y resistencia.

Al igual que toda aventura requiere un desafío, como cuando nos obliga a enfrentarnos a verdaderas odiseas burocráticas para legitimar nuestro proyecto, pero gratificante a la vez, porque cada día nos hace inmensamente orgullosos de lo que somos capaces de hacer juntos.

Cada pequeño avance fortalece nuestro coraje, ingrediente indispensable para continuar nuestra aventura.

Aquí la bio-construcción no está de moda, más bien diría que casi es “ciencia ficción”, como nos repiten con cariño nuestros amigos Majoreros, que son los nativos de la isla. Y quizás tienen razón, porque para hacer realidad cada gran sueño, se necesita talento, recursos, valor, pero también una pizca de locura, que ciertamente no nos falta.

.